17 septiembre 2017

ANTONIO JOSÉ (22 )- HNAS. SIDAR (3) -EDUARDO DE ONTAÑÓN (3)


Enciclopedia gráfica-BURGOS-(1930); El cura Merino, su vida en folletín (1933); Frascuelo o el toreador (1937);  Estampa (1928 a 1936) (Artículos recogidos del 13 marzo 1928 a 13 junio 1936)
de Eduardo de Ontañón
Los escritos de Eduardo Ontañón, un domingo soleado, entre ibiscos

(fotografía hecha el 25 de abril de 1932)
"José Subirá rodeado de Eduardo de Ontañón (izquierda), Antonio José (derecha)
y Saturnino Calvo (sentado en el centro)"
(De la pág. 166 'En tinta roja, cartas y otros escritos de Antonio José' -Miguel A. Palacios Garoz)
--

A modo de comentario

Hoy, aprovechando el domingo precioso, y como hago a veces, se me ha ocurrido salir de mi rincón habitual y sacar mis libros a la terraza, para que se aireen y disfrutar del día con ellos.
En espera de todos los homenajes y actos que parecen estar previstos para el aniversario en diciembre de Antonio José, y mientras termino de ordenar todos mis apuntes de las personas relacionadas con él y con su obra, pensaba -como otras muchas veces- en lo importantes que fueron los amigos en la vida del músico burgalés. Entre ellos -y de los mejores-, sus paisanos: Luis Sáiz y Eduardo de Ontañón.

Con los dos últimos, -como explicaba en una carta a las hermanas Emilia y Concha Sidar Puras-, pasó un momento que no olvidaría, en el que llegó a arriesgar su vida por salvar la del amigo. No me resisto a transcribir ese párrafo del relato:

(la carta recogida en las páginas 226-227 del libro de Miguel Ángel Palacios Garoz, fue transcrita a máquina -junto con otras  quince-, y se encuentra en el archivo de la Biblioteca de Cataluña, en el legado de don José Subirá.

"Burgos, 14 agosto 1934
Queridas amigas mías:

[...]"Y a propósito de chapuzones, y esto va en serio: el domingo pasado faltó muy poco para que yo no pudiera volver a escribir a Vds. y Vds. se quedasen sin amigo...Bañándonos en el río Ontañón, Luis Sáiz y yo, Luis se fue a un pozo y se ahogaba. Yo me tiré a por él y después de horrible apuro logré salvarle y salir yo. El pobre Ontañón muerto de miedo, sin poder hacer nada por no saber nadar, desde la orilla nos vio desaparecer a los dos varias veces en el pozo..."[...]

Las cartas manuscritas enviadas por Antonio José a las hermanas, fueron prestadas por Emilia y Concha Sidar Puras, a don José Subirá, que las tuvo en su poder hasta devolverlas el 29 de junio de 1977 a sus dueñas, después de que ellas se las reclamasen. Así consta apuntado por el musicólogo. 
Y también que ellas las recuperaron.
Parece ser que dichas cartas originales se han perdido.
---

Unas preguntas: ¿Qué fue de sus amigos? ¿Cómo habían reaccionado los conocidos y paisanos burgaleses cuando supieron de su encarcelamiento? ¿Y después?
La respuesta de su amigo Eduardo de Ontañón, que se encontraba en Madrid, desde antes del 18 de julio,  la tenemos en sus valientes escritos en Estampa, y se aprecia en su envejecimiento visible en las fotografías. Y en el AVISO del libro FRASCUELO o EL TOREADOR, publicado en 1937.
Lo iremos viendo.
...Continuará   

---

MIS OTROS BLOGS:
FLASES  

09 septiembre 2017

EDUARDO DE ONTAÑÓN (2) - LLANA DE ADENTRO Y LLANA DE AFUERA

ENCICLOPEDIA GRÁFICA - BURGOS
EDUARDO DE ONTAÑÓN
(Fascículo publicado en 1930)
EDITORIAL CERVANTES
Fotografías del Photo Club, de Burgos
---
pág.1 "La provincia burgalesa es larga y estrecha como un barco; el bauprés apunta al mar, la botavara a tierra, a la más esencial tierra, a campos de Segovia y de Soria, la pura. Por eso todo el ánimo, toda la inquietud del mar cercano con que la invita el Norte, se lo arrebata el Sur, por el que tan encallada, tan terrosa se encuentra. Norte y Sur se separan y justifican.
pág.3[...]La provincia burgalesa es larga y estrecha como un barco. Pero no hay que temer su huída a altamar. De un lado se lo impiden las montañas de Santander y Vizcaya. Del otro, la amarra fuertemente a tierra, a tierra dura y seca, la enjuta mano de Castilla" [...]
Continuará...



pág.23 "Restos del mercado de cereales en la plaza de la Llana, donde las Abadesas de Huelgas ejercían jurisdicción"
.....
EDUARDO DE ONTAÑÓN – BURGOS - ENCICLOPEDIA GRÁFICA-
.- FUNDACIÓN DEL MONASTERIO DE LAS HUELGAS
[ Alfonso VIII] Aunque ciertamente no se sabe con seguridad si es a él o a su mujer, doña Leonor de Inglaterra, a quien se debe la edificación de tan magnífico retiro. La voz ingenua y graciosa del rey sabio dice así en sus “Cantigas et Loores á Sancta Maria
"E pois tornous a Castela
De si en Burgos moraba,
E un hospital facia
Él, é su moller labraba
O Monasterio das Olgas."

Como tampoco se encuentra aclarado el motivo de su fundación, pues mientras unas versiones la atribuyen a desagraviar nefandos amores que este Alfonso tuvo con una judía de Toledo, otras encuentran su origen en la derrota de Alarcos, que parece hacerle recapacitar e impetrar la gracia del Altísimo.
El caso es que desde su inauguración fue este Monasterio lugar poderoso y defendido por singulares privilegios. Sus abadesas tenían autoridad de pequeñas reinas, dominantes sobre un extenso territorio de 51 villas y lugares “con mero y mixto imperio y conocimiento privativo en lo civil y en lo criminal, y nombramiento de alcaldes ordinarios, escribanos, alguaciles y funcionarios municipales” (Burgos y su provincia, por Jacinto Ontañón).
Más adelante, por autorización de Fernando el Santo, confirmada por el Papa Inocencio IV, “llegaron a ejercer jurisdicción civil y criminal dentro de la ciudad de Burgos, en la plaza de la Llana, donde se celebraba el mercado de cereales, y en ella mantenían un merino que, en su nombre, administraba justicia. Son notables los dos privilegios que llamaban de las legumbres y cueza El primero se reducía a una parte del tributo sobre todas las legumbres que entraban al peso general en Burgos; el segundo consistía en percibir una cuenca de trigo de cuanto se vendía en la Llana o se porteaba allí para venderlo. Este privilegio tenía la particularidad de que si el trigo se extraía de la Llana antes de cantar prima en la catedral, quedaba exento de tributo”. (Ob.cit.).
Con tan singulares preponderancias no es extraño que el Monasterio adquiriese muy pronto celebridad en el mundo cristiano. Los fundadores le habían escogido para panteón; era condición precisa para las profesas ser de familia real. Se coronaba en él a los reyes, y se les armaba caballeros, para lo que había una imagen de Santiago -que todavía existe- con una espada en la mano y los brazos movibles por medio de resortes, encargada de dar el espaldarazo. Lo que evitaba que fuese un súbdito quien desempeñase tan solemne misión. Por fin, fue el sitio elegido para guardar los trofeos que se tomaron a los moros en la batalla de las Navas.  Todo demuestra su hegemonía medieval. "Desde sus altares se partía al trono y al hoyo", comenta Grandmontagne en sus interesantes ensayos sobre Burgos.
Porque también la lista de reyes, infantes y demás personajes enterrados tras de los robustos muros, es larga y ceremoniosa: desde los fundadores,
pág.34
  [...]”el sacristán del Monasterio, de buena escuela baedekeriana.”
---

ESTAMPA, n.º 218 -12 de marzo 1932,  pp. 32-33
(páginas 68 y 69 libro año 2006) 
[…]”Se abre a todo el mundo un monasterio …En el que hasta ahora no podían entrar más que los reyes”

Estampa, n.º 360 - 8 diciembre 1934, páginas 17-18 
(pp.169-170 del libro año 2006)
"Este año se ha pescado la última "tabla" de privilegio que existía en España…monjas de las Huelgas.

Artículos de Eduardo de Ontañón, publicados en la revista Estampa (1928-1936),
Edición de Ignacio Fernández de Mata y Juan Carlos Estébanez Gil -Burgos 2006.
(96 textos, desde 13 marzo 1928 a 13 de junio 1936)
Azorín con Eduardo de Ontañón
('Encuesta' páginas 195 a 198- detalle foto pág.197 libro)
--
A modo de comentario

María Ángeles Merino, en una de las entradas que dedicó a 'LA CABEZA DE CASTILLA" de Azorín, nos decía:

"Epílogo en Burgos", en el capítulo XXV, para dar con lo de la Llana y los granos de trigo. Azorín realizó, al parecer, un viaje relámpago en automóvil que incluía paradas en Briviesca y en Burgos, con sensaciones de "déjà vu": 

(Copio un fragmento seleccionado) 

 "Sí; iba corriendo el automóvil, y yo me regodeaba por adelantado con las sensaciones que iba a experimentar en Briviesca. La fuente que yo había imaginado no la vi. Todo lo demás estaba en la ciudad, tal como yo lo había intuido...

Treinta minutos después me hallaba en Burgos. A las dos y media fui a ver la Catedral. Estaba cerrada. No la abrían hasta las tres. Por una calle que corre al costado de la Catedral pasé a un vasto ámbito...Leí instintivamente la placa que rotula la plaza...Hay en Burgos una calle de la Llana de adentro y otra de la Llana de afuera...Indudablemente me encontraba yo, al estar en esa plaza, en la llana de adentro...Ahora veo que entre los guijos del empedrado se veían granos esparcidos...

Las sensaciones de mi viaje, de mis minutos en Briviesca, de mi hora en Burgos, ahora las percibo en toda su profundidad. El epílogo de Burgos llega a producirme angustia. No había yo estado nunca en aquella plaza y, sin embargo, la había visto con claridad antes..."(1935)
---
Burgospedia nos recordaba que Azorín llamó “Corazón de la tierra de Burgos” a La Bureba.
Como en el borrador se me hacía demasiado largo el comentario de respuesta a Abejita de la Vega, he preparado este post, al que seguirán una serie dedicados al fascículo que publicó Eduardo de Ontañón, 'BURGOS' en el año 1930. Y ahondaremos un poco en las fotografías.
Me pregunto: ¿Qué recuerdos venían al pensamiento de Azorín? ¡Cuántas páginas había leído de nuestra ciudad, y de sus gentes! ¡Cuántos visitantes de Burgos le habían hablado de sus monumentos, de sus calles, de la cultura, de viva voz y en sus escritos! ¿Desde cuándo José Martínez Ruiz, conocía a Ontañón?
Hay imágenes publicadas en prensa, una, por ejemplo, con motivo de una entrevista en la que el burgalés le preguntaba sobre sus recuerdos de Valle-Inclán. (Valle-Inclán visto por los hombres de 1898 -(Estampa, nº 417- 11 de enero 1936).
Los artículos de Eduardo de Ontañón, publicados en la revista Estampa (1928-1936), quedaron recogidos en un espléndido libro, Edición de Ignacio Fernández de Mata y Juan Carlos Estébanez Gil -Burgos 2006.
En próximos post, hablaré de los setenta y cinco artículos de Eduardo de Ontañón, que la citada revista Estampa, publicó desde julio de 1936 a enero de 1938.
NOTA
En este viaje en el tiempo, musical también, me hubiera gustado poner música de las Tres Cantigas de Alfonso X, en algunas de las dos versiones: para canto y piano, y para coro mixto compuestas por Antonio José, en 1929, y editadas por Max Eschig (París, en 1932). Grabadas en RTVE Música en 1997, pero no he encontrado nada en YouTube, ni en la Red.


https://www.youtube.com/watch?v=wMHMzfkU1gU
Exposición 'La Máquina del Tiempo' en Burgos
vídeo subido a YouTube por  Radio Arlanzón
min.1,11 a 1,16 la Llana de Adentro
(música: The Weeknd - Earned it)
--
La molinera
https://www.youtube.com/watch?v=4B4okzAN11M
---


MIS OTROS BLOGS:
            




30 agosto 2017

EDUARDO DE ONTAÑÓN (1) -BURGOS GRÁFICO (2)

BURGOS GRÁFICO Nº 3
Noviembre 1935
(las páginas no estaban numeradas)
--
(Transcribo el texto completo, por si a alguien no le funciona el zoom)
--
CARTONES DE BURGOS
La Llana de Adentro o el patio de los sainetes
Comentario por EDUARDO DE ONTAÑÓN
Dibujo de JAIME PRADA

"La Llana de Adentro es el rincón de las casas olvidadas. De las perspectivas estáticas y de las figuras de cera. Algo así como el espontáneo museo callejero donde, tras los cristales, se exhibiera el mundillo popular de fines del siglo pasado.- Y hasta más distante a veces. Porque bajo sus soportales de verdadero corralón pueblerino, hay un escalofrío –grato- de vieja litografía. Algunos días, la vida de esta plazuela de pueblo perdido, se desenvuelve como en cualquier novela picaresca: tan tibia, tan pintoresca, tan amarillenta, tan pausada.
Todo sucede con arreglo al elegíaco “todavía” que reservamos para estos casos. Los burros se atan a las pilastras. Los letreros dicen cosas de gustosa ranciedad. Por ejemplo hay paja y cebada, como en los antiguos mesones. O simplemente: se admiten caballerías sin responsabilidad.   Las pequeñas posadas que tiene acogidas en su regazo cordial de último rincón, dan su agrio olor a paja. Siguen los zapateros remendones corcusiendo sus zapatos populacheros. Aparecen los últimos palurdos boquiabiertos.

Al corralón de la Llana se abren también las ventanas chismosas del patio sainetero. Cada momento se está allí esperando que se apaguen todos los rumores, suene música de Giménez y apareciendo dos cabezas tras de los tendederos, comience el diálogo saleroso de las comedias de costumbres. Hasta las chimeneas, en plena libertad de tejado bajo, sienten este extraño anhelo de campechanería.

Todo parece teatral, aunque no lo es. Las estrechas puertecillas con escalones, que no se sabe a qué raras estancias pueden dar paso. El pasadizo por el que se entra desde una calle inocente –la de la Paloma- por el que de pronto asoma una puerta pretenciosa con su escudo, como si perteneciera a la decoración que se está preparando para el acto siguiente. Los faroles, con estúpido color para alumbrar cualquier leyenda de espada y candil. Los soportales de tierna sombra dispuesta para el paseo del último hidalgo que ya no existe.

…Para escapar de tan falso laberinto, las casas de la plaza vecina han abierto en sus panzas unos túneles vergonzantes, propicios al disimulo. Por ellos se desemboca frente al más animado panorama de la Catedral: doseletes, agujas, escudos. Ya entonces la cosa toma aspecto de verdadera ficción. Más que en la realidad palpable, parece que  está uno discurriendo por las páginas de un porfolio, donde las vistas se suceden sin posible unión.
Pero para eso, para sacarle a uno del ensueño están los cicerones. Fácil es hallar al primero, que se encarga de desbaratar todo maleficio con unas frases de ritual:
-Vemos enfrente la Catedral, magnífica joya del arte gótico, etc. "
Nota
(Este artículo precedía al escrito de Antonio José 'COPLAS SEFARDÍES', -en la revista BURGOS GRÁFICO, nº 3, de Noviembre de 1935-, al que ya dediqué una entrada en fecha 12 de diciembre de 2016 )

--

COPIO DE INTERNET
BURGOS GRÁFICO
Sale a la luz en septiembre de 1935.
En su presentación se decía: “Esta Revista ha salido de la nada, o -y esto viene resultando casi igual- de un entusiasmo medianamente premeditado. Sabemos que, por el solo hecho de llevar a la práctica una idea nacida al calor de un afán juvenil, no hemos escrito con caracteres indelebles una epopeya en las páginas vivas de la Historia. Por eso, hoy que contemplamos alborozados la realidad del intento, damos la suma importancia del logro a la casualidad, a nuestra buena estrella ... “

En la cubierta  se señala como sumario: reportajes, concursos, música, cuentos, deportes, radio, cine teatro.
--
Ejemplares de BURGOS GRÁFICO en el Archivo Municipal de Burgos
-En microfilm: septiembre de 1935 a junio de 1936
-En papel: septiembre 1935, octubre 1935, febrero 1936, junio 1936
---
Quiero dejar una pregunta, a ver si recibe respuesta:
¿Por qué no se tiene acceso a esos ejemplares desde internet? ¿A qué esperan en el Archivo Municipal para que se pueda proceder a su estudio desde la Red?  
--
 A modo de comentario
Hoy en Facebook, he visto una fotografía de este mismo edificio de la Llana de Adentro  de Burgos, que dibujara Jaime Prada y comentara Eduardo de Ontañón, en la serie CARTONES DE BURGOS.
Y se me ha ocurrido preparar este post.

Llana de Adentro
(Fotografía prestada por Boni Saiz, autor del escrito 'TRISTEZA INFINITA' en Facebook)
--     
    
https://www.youtube.com/watch?v=p3TKoSm4wUQ
Gerónimo Giménez (1852/1923)
"La Tempranica" (1900)
Zarzuela en un acto
Libreto de Julián Romea
Coro de Cámara del Orfeón Donostiarra
Dir. Juan Gorostidi
Gran Orquesta Sinfónica
Dir. Rafael Frühbeck de Burgos

---


MIS OTROS BLOGS:
cine programas de mano

FLASES 
            


27 agosto 2017

ANTONIO JOSÉ (21)- ÓPERA (1)-ALEJANDRO YAGÜE

Diario de Burgos 25/8/2017
Diario de Burgos (pp.14-15)

Estando en Burgos -el día 24 -,  me enteré del fallecimiento del compositor Alejandro Yagüe. (D.E.P.)
--
Leemos en Diario de Burgos, del viernes 25 de Agosto 2017, en:
pág.3: (Editorial): "Un necesario homenaje a un excepcional compositor" "No acierta esta ciudad a la hora de reconocer los méritos a algunos de sus vecinos más ilustres"

y en páginas 14-15.
"Fallece Alejandro Yagüe, el compositor burgalés más relevante del siglo XX junto a Antonio José" :[...] Los nombres de ambos compositores burgaleses, los más relevantes del siglo XX, estarán unidos para siempre a través de esa obra por la que Yagüe luchó desde los años 80, cuando Miguel Ángel Palacios se la mostró y la Junta le encargó orquestar la parte que el músico asesinado en la Guerra Civil no pudo acabar. Lamentablemente Yagüe no podrá escuchar en directo la interpretación que hará de ella la Orquesta Sinfónica de Burgos (OSBu) los días 11 y 12 de noviembre, ni apuntar nada al Teatro de la Zarzuela, que hace unos meses le pidió el libreto para valorar la posibilidad de representar la ópera en la temporada 2018-2019.
Pero Alejandro Yagüe es mucho más que el autor de parte de la orquestación de El mozo de mulas..."
[...]"Como investigador preparaba un libro con más de 160 óperas en las que aparece Burgos"
....
Muy interesantes las emocionadas palabras de sus amigos en los escritos IN MEMÓRIAM, como las de Enrique García Revilla: Presidente de la Orquesta Sinfónica de Burgos (OSBU):
"Es una pena que no pueda escuchar el estreno en versión concierto de El mozo de mulas. Con la OSBU, además, ha colaborado en varias ocasiones y estrenamos una de sus obras para gran orquesta, Viaje a Orión. Una obra, por cierto, muy brillante que recuerda a uno de los momentos estrellas de la ópera de Antonio José"[...]

He encontrado especialmente sentidas y lúcidas las del escrito que transcribo a continuación: (pág.55)

FAMILIARES DE ANTONIO JOSÉ MARTÍNEZ
Pésame y agradecimiento
Poco podemos aportar que no se haya dicho y, claro está, queda por decir de la figura y obra del recién fallecido compositor burgalés Alejandro Yagüe. Aunque nosotros podemos agradecer que su compañía durante muchos años, junto con la de Miguel Ángel Palacios, nos ayudó a que la vida y la música de Antonio José se reconocieran. Primero en su desagradecido país, silenciado durante tantos años, y luego internacionalmente, donde paradójicamente ya se interpretaba.
Ayudándonos de la escena 12ª, del acto segundo, del libreto de El mozo de mulas, cuya orquestación tan acertadamente realizó el maestro Yagüe, y queriendo remarcar su silueta de profesor por los conocimientos y consejos que nos aportó, vaya nuestra más sincera despedida y agradecimiento: «Vivan los estudiantes siglos enteros/ para que siempre canten himnos de amor».
--
Dejo el enlace de la entrevista, realizada a Alejandro Yagüe  por Jesús Domingo "ESPECIAL ANTONIO JOSÉ" -emitida en directo el 12 oct. 2016-, en Radio Evolución Burgos:



--


MIS OTROS BLOGS:
cine programas de mano

FLASES